fbpx

¿Qué es un Altar?

Muchas veces utilizamos la frase “lo que pones en un altar, se altera” porque el altar permite que entregues tus problemas, preocupaciones o deseos a un Ser Superior para que te ayude a crear un “milagro”.

Entendiendo que un milagro es un cambio en percepción.  Por lo tanto, cuando entregamos algo a un altar, se lo estamos entregando a Dios/Universo/Energía, para que él lo transforme de la mejor forma posible para nuestra vida. En un altar no sólo tienes que entregar tus preocupaciones, también puedes entregar todo aquello que agradeces y que te hace feliz en la vida.

El altar es un espacio que te permite entrar en conexión contigo mismo.

Al tener un lugar fijo para tu práctica de meditación, con artículos que te inspiren y que ames, te será más fácil poder entrar a estados de meditación y contemplación.

Muchas veces nos cuesta meditar o simplemente conectarnos con nosotras mismas porque no tenemos un espacio que nos lleve a ello. 

Un altar de meditación es un espacio sagrado en dónde entregamos algo a un Ser Superior. Por ejemplo, este puede estar hecho por cosas físicas que para nosotras tienen un significado especial. 

Es un espacio sagrado que puedes crear sin importar tu religión, para honrar lo más especial: tu energía.

¿Qué hace sagrado tu altar?

La intención que le otorgues, desde el corazón, a ese lugar. Es algo muy sutil, para lo cual los objetos materiales que lo habitan son solamente un canal que te permite recordar cotidianamente lo importante que es cuidar tu Ser energético, mantenerlo sano y en equilibrio; en plenitud.

Es importante que esté siempre limpio y si puede quedar cerca de una ventana para que reciba la luz del Sol y de la Luna, aún mejor.

Limpiar, decorar, ordenar… físicamente nuestro altar, nos ayuda a limpiar, ordenar y decorar nuestra casa interior: nosotras mismas.


¿CÓMO CREAR TU PROPIO ALTAR?

Lo primero es elegir dónde lo situarás: quizá en tu tocador, en la mesita de noche, en alguna librería o incluso sobre una repisa o estantería en la pared. Como su objetivo es honrarte energéticamente, no hace falta decorarlo vistosamente ni con ningún objeto en específico, y tampoco hay condiciones que debas seguir.

Puedes colocar algo que sea significativo para ti; por ejemplo, tu mala para meditar, una cadenita con valor sentimental, cuarzos o algún amuleto al que le tengas afecto. Es buena idea tener también una planta, que puede ser muy pequeña si tienes poco espacio o flores; esto ayuda a limpiar la energía. También una vela, del color y forma que quieras, porque simboliza la iluminación.

Pasos para elaborar un Altar

¿Te gustaría aprender a diseñar tu altar? ¿Saber qué elementos utilizar y cómo disponerlos en tu espacio sagrado?

Te lo cuento en mi siguiente publicación:  TIPS PARA DISEÑAR TU ALTAR

Con Amor;

Lidia Maeve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre mí

Facilitadora y Mentora holística. Experta en Cuidado Energético. Instructora de Mindfulness, Meditación y Técnicas Conscientes para el Bienestar Integral. Creadora de Yoga Interior® y Método MAEVE® Además Divulgadora de la Cultura y el Legado Celta.

Post más recientes

Adquiere mi descargable "Ritual de cumpleaños" aquí

Apúntate a mis talleres online aquí

Previous
Next

Recursos Gratuitos

Únete aquí a mi comunidad privada

Trabajemos Juntas

COLABORO CON:

CLIC PARA SABER MÁS

error:

Nuestro sitio utiliza cookies para mejorar tu navegación. Al seguir navegando aceptas nuestra política de privacidad y cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar